Reseña: No soy un monstruo

Novela No soy un monstruo thriller Carme Chaparro secuestro planeta de libro premio primavera de novela 2017
«Todos llevamos un monstruo dentro, al que solo le falta un empujón (a veces solo un empujoncito) para salir a devorar al mundo»

He estado un tanto desconectada de algunas rutinas de las redes sociales y nuevas tecnologías y he dedicado ese tiempo a leer. Tenía dudas sobre empezar o no, la primera novela de la periodista Carme Chaparro, No soy un monstruo.

Mis dudas no eran por las críticas de todo tipo que suelen surgir con las obras premiadas de famosos, sino porque el tema del que trata sabía que me iba a angustiar.

¿Quién no ha sufrido momentos de pánico por perder de vista a su hij@? La mayoría de las veces son sólo unos segundos de desesperación, pero se viven con una enorme intensidad.

Ahora me encuentro en esa etapa en la que tienes que ir soltando correa, que se dice coloquialmente, y es complicado no sentir vértigo cuando no tienes la certeza de donde está tu hijo en cada momento.

Quizás por todo ello, la novela me atrapó desde el inicio, a pesar de que en su contra diré que hubo descripciones de personajes y escenarios irrelevantes para la trama e incluso reiterativos, según mi humilde entender.

Por otro lado, a su favor, caeré en la reiteración de indicar que la novela engancha y que te sumerge tanto en los sentimientos de los que sufren la pérdida como de quienes  llevan la investigación de la misma.

Me resultó curioso descubrir neuroQWERTY, un sistema que sirve para detectar el deterioro de las habilidades psicomotoras por la manera de teclear. Aunque en la novela le dan una utilidad diferente.

En la última parte del thriller resulta aún más complicado dejar su lectura, puesto que la autora mantiene la tensión hasta el último momento, dando un giro sorprendente al final.

Recomiendo este libro siempre y cuando seas capaz de no caer en la paranoia de pensar que han secuestrado al menor a tu cargo, cada vez que desaparezca durante un instante.

Os dejo la sinopsis de Planeta de Libros:

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.

Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.

Porque lo que hace Carme Chaparro en No soy un monstruo, su primera novela, es llevar al límite a sus personajes y a sus lectores. Y ni ellos ni nosotros saldremos indemnes de esta prueba. Compruébenlo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s