Reseña: Los días de Jesús en la escuela

Novela de J.M.Coetzee Los días de Jesús en la escuela
“Cuando cruzas el océano en barco, todos los recuerdos se te borran y empiezas una vida completamente nueva.”

Seguramente me hubiera costado menos entrar en la historia si hubiera leído la primera parte La infancia de Jesús.

Parece ser, que Los días de Jesús en la escuela de J.M.Coetzee, comienza en el mismo punto donde terminó la primera.

La verdad que tanto el título de la novela como la portada generaron unas expectativas que fueron difíciles de encajar en la historia.

No hay nadie a lo largo de la novela que se llame Jesús, pero según avanzas en el libro, caes en la tentación de encontrar similitudes entre el trío protagonista con la Sagrada Familia.

La novela me ha sorprendido, aunque reconozco que me ha obligado a una concentración mayor que otras lecturas, intentando no pasar por alto ninguna posible metáfora.

Un detalle curioso del autor, es que David, el protagonista de siete años, aprende a leer con un ejemplar del Quijote.

Considero original, como la relación entre el cosmos y los números, toma cuerpo por medio de la danza.  Es una visión distinta a la que estaba acostumbrada cuando practicaba ballet, para mí los números eran los que conseguían que se viera la música a través de la danza.

Recomiendo que quienes tengan interés en leer la novela, recuerden que es una secuela de la La infancia de Jesús.

Os dejo la sinopsis de megustaleer:

«Cuando cruzas el océano en barco, todos los recuerdos se te borran y empiezas una vida completamente nueva. Así es la cosa. No hay nada antes. No hay Historia. El barco amarra en el puerto, bajamos por la pasarela y nos zambullimos en el presente. El tiempo empieza entonces.»

David es un niño que siempre hace preguntas. Simón e Inés, que cuidan de él, intentan responderle de la mejor manera posible. Acaban de instalarse en el pueblo de Estrella para empezar una nueva vida. David ya tiene amigos y su perro Bolívar le hace compañía. Pero, a punto de cumplir siete años, ha llegado el momento de escolarizarlo. Así que lo inscriben en la Academia de Danza. Allí, con sus nuevas zapatillas doradas, aprende a bajar los números del cielo. Pero también descubre algunas cosas terribles que los adultos son capaces de hacer.

En este fascinante relato alegórico, Coetzee se enfrenta con maestría a las grandes cuestiones sobre la infancia, lo que significa ser padre, la constante batalla entre emoción e intelecto y cómo elegimos vivir nuestra vida.

Reseñas:
«Un impresionante, original y hermosísimo modelo de rigor artístico y moral.»
Ignacio Echevarría, El País

«Uno de los mejores premios Nobel de toda la historia.»
ABC

«Coetzee es un clásico porque su escritura ya nos pertenece a todos.»
El Mundo

«Coetzee es uno de los grandes maestros de lo que no se cuenta y de lo que queda implícito.»
The New York Review of Books

«Un autor ascético que encuentra la manera de negarte todo lo que quieres al mismo tiempo que de algún modo te ofrece lo que necesitas.»
The Telegraph

«Oscuramente convincente, a menudo muy divertida, llena de profundidades repentinas. […] Una obra formada por muchas verdades pequeñas pero significativas.»
The Guardian

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s